Tamborine/Lamington National Park

DSC_0337
Lamington
DSC_0110
Tamborine
Parques Nacionales hay muchos, y dentro de lo poco que hemos visto, les mostramos dos que hemos visitado ya,  Tamborine Mountain y Lamington.

Estos dos parques nacionales tienen particularidades distintas, aparte de eso es que fueron visitados en momentos diferentes, lo que hace cada visita diferente. El primero de estos fue Tamborine Mountain en el sector conocido como Scenic Rim, al sur de Brisbane, el cual visitamos hace alrededor de un mes la primera vez. En esa oportunidad, dimos una vuelta larga para ver una pequeña reserva nacional cercana, en el lago Moogerah, que no es tan grande como lo que estamos acostumbrados a ver nosotros, pero igual tiene su pequeño encanto. DSCF2897Este parque tiene áreas para la familia, para cocinar y hacer caminatas y deportes, todo muy bonito. Nosotros nos bajamos del auto básicamente para ver el agua y estirar un poco las piernas, ya que nuestro objetivo era Tamborine, pero de sorpresa nos encontramos con una pequeña represa y una caminata hacia el cerro, con vista al valle y al lago a lo lejos. En fin todo debía ser rápido y no pudimos ver mucho ni muy relajadamente, de hecho de camino a Tamborine hicimos muchas paradas para ver los pueblitos y esas cosas, y por lo mismo se nos hizo tarde mucho antes de llegar cerca de Tamborine a sí que no nos quedó más que buscar un camping. Gracias a nuestro preciado Camp7, y luego de un desvío, encontramos un camping donde cocinamos nuestra cena y sin nada de luz a eso de las 6.30 pm, sólo quedaba ponerse a dormir jajaja.

DSC_0053
Una de las tantas paradas para respirar, estirar las piernas, y mirar el mapa.

Bueno como les dijimos, a este parque fuimos dos veces, y ambas veces nos dejó con distintas apreciaciones. La segunda vez fue hace unas dos semanas donde al mismo tiempo visitamos el parque nacional Lamington, que queda un poco más al sur. Tamborine Mountain, como su nombre lo dice, es una montaña no muy grande, pero si bastante amplia, donde puedes encontrar de todo en su planicie. La primera vez que fuimos dimos una vuelta larga por otros lados, y subimos por la parte sur, la cual corresponde al sector menos poblado de la montaña. La planicie a lo lejos.Al subir uno se da cuenta que no es un lugar cualquiera, inmediatamente se puede apreciar que esta montaña está llena de vida. Es cierto que es un parque nacional, pero no es como uno se lo imagina. La montaña completa corresponde al parque, pero en ella está llena de actividades para el turista, desde canopy y parapente, hasta caminatas y museos. Además hay un sector que es como la galería cultural de la montaña, que corresponde a un par de cuadras donde hay restaurantes y cafés, además de algunos mercados y puestos con artesanías y jardines, todo muy atractivo como para el visitante que le gusta el relajo. Lo que nosotros hicimos la primera vez que fuimos fue tratar de entender esta montaña, que es bastante amplia, así que nos dedicamos a recorrer sus calles buscando qué ver y qué hacer. Lo primero que nos cautivó fue la impresionante vista hacia el resto de la planicie a lo lejos, al oeste de la montaña. En esta foto más arribita se puede ver lo vasto que es el campo, y cuán lejos se extiende la tierra en el horizonte. Es una lástima que las fotos no le hacen justicia a la preciosa vista que se logra apreciar.

Curtis Falls

Como ustedes saben nosotros somos de caminar y meternos al bosque a escuchar a los pajaritos y esas cosas. Por eso no nos quedamos mucho en la parte “civilizada” de la montaña, sino que fuimos en búsqueda de las caminatas, algunas mejores que otras, y algún otro lugar para apreciar la naturaleza. La primera caminata que hicimos fue la “Witches Falls”, pero nos decepcionamos al ver que la cascada en realidad era un chorrito de agua el cual ni siquiera se podía ver, por lo tanto ni fotos tenemos. Hay que destacar que la caminata es preciosa, un denso bosque digno de una montaña del sur de Chile jejeje. Por otro lado fuimos en búsqueda de otra cascada llamada “Curtis Falls”, que está en la foto a la izquierda. En esta oportunidad nos dedicamos a caminar por los densos bosques que no dejan de impresionar con sus fascinantes árboles de cientos de años. Pese a que repetidamente observas las mismas plantas y especies de árboles una y otra vez, es una de esas cosas con las cuales no paras de decir “wow, que lindo”. Tanto en los bosques que recorrimos, asi como en el precioso, preciso y conciso jardín botánico nos encontramos con belleza simple, natural y dispuesta a recibirte con los brazos abiertos para entregarte un momento de relajo como aquellos que añores y recuerdas por un largo tiempo. DSC_0110Cabe recordarles que esto fue hace más o menos un mes, solos la Sarita y yo, en un desconocido recorrido por Tamborine donde todo fue descubrimiento. Sin embargo, la segunda vez fuimos con nuestra querida amiguita Dani, del blog y así son mis viajes, con quien le dimos una segunda oportunidad a la montaña, y aparte de las cascadas y lo mismo de la vez anterior, nos animamos a una caminata en lo alto. Esto se llama Skywalk, y la verdad se veía muy prometedor, pero no lo es tanto la verdad. Caminar por entremedio del bosque es lo que típicamente hacemos, pero esta vez lo hicimos en estas plataformas que te llevan por la copa de los árboles. Entretenido si quieres una mirada distinta al bosque que estás recorriendo. Acá les dejamos una foto de los tres posando en una de las plataformas de Skywalk. Luego de esta caminata, por supuesto había que comer, y nos topamos con un restaurante mas o menos campestre, y como andábamos medios apurados y con los dólares contados, comimos lo más barato y rápido, nada más y ni nada menos que una hamburguesa y papas fritas jejeje. Desde luego más abajo en la galería podran ver más fotos de lo que hicimos y vimos en este paseo por el resto de Tamborine.

Después de esta pasada por la montaña, nos aventuramos al parque nacional más antiguo de el estado de Queensland, y al parecer uno de los más vastos también, nos referimos a Lamington. El recorrido en auto fue toda una aventura, porque hay dos secciones de este parque, y nosotros simplemente fuimos a la que nos quedaba más directa, pero ahí cometimos un pequeño error. Resulta que esta sección del parque es básicamente la entrada para caminantes que van a acampar y a estar por lo menos unos varios días dentro del parque, ya que corresponde a caminatas de unos 20 km y más cada una. DSC_0186Por este motivo tuvimos que replantear el viaje, y para poder ir a la otra sección del parque, tendríamos que esperar hasta el otro día, por lo que no nos quedó más que acudir a nuestro querido Camp7 y buscar donde acampar. Llegamos a Sharp Park, donde nos estacionamos, nos preparamos unos mates, y luego a prepararse para dormir, acá al lado hay una foto de esa preciosa y tranquila noche. Al despertar temprano en la mañana, junto con la tranquilidad de un amanecer perfecto, nos preparamos un cafecito rápido, y sin más vuelta nos subimos al auto y partimos. Saliendo del camping, desde que comenzamos el recorrido oficial desde Canungra, hasta alcanzar la cima de la sección conocida como Green Mountains, todo fue hermoso, lleno de paz y naturaleza, un recorrido que valió la pena guardar hasta la este segundo día. La subida se hace eterna, pero te acompaña la incomparable vista a las montañas a lo lejos. Una de las primeras paradas en esta sección fue en un punto alto del parque, donde nos hicimos la panorámica oficial, la que poco alcanza a mostrar de lo mucho que entra por las vistas jajaja.

DSCF2998

El resto del parque es gigantesco, como ya lo habíamos dicho, diseñado para aquellas personas que van dispuestas a estar por lo menos una semana caminando y recorriendo las montañas. Por supuesto hay de todo para el visitante no tan experimentado, y como nosotros andábamos preparados para caminatas y picnics no más, nos quedamos con lo que estaba más a nuestro alcance. DSC_0301Además de todas las inmensas caminatas y campings que se pueden hacer, existe un restaurante grandote y además una tienda de recuerdos y regalos que ya es para otro tipo de visitantes, una categoría en la que nosotros todavía no estamos al parecer jajajaja, más adelante quién sabe lo que haremos al visitar distintos lugares. Antes de las caminatas correspondientes, hicimos una pequeña parada para ver algunas aves que están rondando por ahí por la recepción del parque, y lo mejor que todo es que se pueden tomar muy buenas fotos por lo cerca que llegan a estar de las personas; sus colores son una cosa aparte, simplemente preciosos. En fin, pese a que es lo más sencillo y cercano, el parque se las ingenia para dejarte impresionado con sus miradores y la hermosa cascada Moorans. DSC_0365Y ya con mochila al hombro nos pusimos a caminar por unos humildes 4 kilómetros en búsqueda de la cascada, y por supuesto no nos decepcionamos con lo encontrado. Acá al lado hay una toma lejana de la cascada donde me veo como un pequeño puntito, bueno y más abajo en la galería con el resto de fotos encontraran una foto desde la boca misma de la cascada, con la preciosa vista de todo el valle y el resto de montañas a lo lejos en el horizonte, en las cuales hay que reiterar que no se puede lograr captar la postal en su plenitud y majestad, es demasiado lo que se debe incluir que no llega a entrar todo en una sola foto.

En fin, la aventura tenía que seguir, y luego de la caminata hacia la cascada y de vuelta, hubo una pequeñita parada para almorzar, un capuccino, recuperar energías y hacer una caminata más, esta vez más pequeñita, de sólo 3 kilómetros y sólo en búsqueda de un mirador. Existe algo bastante particuar acerca de esta caminata, ya que es posee una mezcla bien rara de bosque, donde se ven hasta palmeras por ahí metidas, y por aquí por allá se escuchan los pequeños animalitos que ya en el atardecer empiezan a salir de sus guaridas. La caminata se conoce como el camino de la pitón, pero no porque hay serpientes en el mismo, sino que al parecer es por el “culebreo mismo” de la ruta, creemos nosotros. DSC_0330La vista que nos encontramos nos quitó en aliento una vez más, sin duda lo más lindo que he visto yo en lo personal hasta el momento en lo que respecta a parques nacionales. Acá al lado hay una foto a de esta vista a las montañas, que es de aquellas que no quieres dejar de mirar en ningún momento, y quieres guardar en tu memoria para siempre, sin perder ningún detalle de lo que todo ese momento representa, una experiencia realmente para recordar. No les quiero dar más lata con detalles irrelevantes sobre lo que no se puede expresar con simples palabras, así que me despido con un video que resume y mezcla nuestras dos visitas a Tamborine y por supuesto la pasada por Lamington, mostrando además de forma bien simple el recorrido que hicimos por la región.

Esperamos que hayan disfrutado de esta entrada y ojalá este video les haya entregado una mejor idea de lo que les acabos de contar acá. Nos vemos pronto en algun otro paseo, en alguna otra experiencia para contar. Gracias por leer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s