Hobart 2.0

Habíamos vuelto a Hobart una vez más, luego de un largo viaje desde Launceston, y ya entrada la noche de ese largo día Viernes, nos recibió Vahid en su casa nuevamente. El fin de semana traía muchas cosas, desde mercados, parques y museos, hasta rica comida y  buenos momentos. Acá va el detalle.

Día 6 – Temprano este día Sábado, nos fuimos rumbo al renombrado mercado Salamanca, en un sector muy bonito de la costanera, donde habíamos estado el Lunes cuando llegamos, pero este mercado sólo funciona los Sábados. Bueno, por una malísima jugada de la memoria de la cámara, todos los videos y fotos de ese día en el mercado se perdieron y por tanto no hay registro de aquello. De todos modos fue una excelente manera de comenzar el día, ya que el mercado tiene de todo tipo de artesanías locales, mucha ropa, variados recuerditos, y por supuesto comida. El mercado no estaba muy lleno de gente pues estaba lloviendo, sin embargo muchos visitantes estaban encantados con la cantidad de cosas que el mercado ofrece, el cual además es muy extenso. Es una lástima que no quedó el registro, pero acá en el mercado, Sarita tuvo la suerte de encontrarse con dos de sus ex alumnas, quienes se encuentran trabajando en una granja cerca de Hobart, y quienes por supuesto se emocionaron mucho al verla. Después de recorrer el mercado completo, y tras haber tomado un cafecito para despertar, y haber comprado una que otra cosita por ahí, dejamos atrás el Salamanca Market.

DSC_0185
Salamanca – Foto de antes de que fueramos a ver el mercado.

La siguiente parada fue en un edificio que ya habíamos visto antes, pero estaba cerrado al momento que lo visitamos. Hablamos del Museo y Galería de Arte de Tasmania, el Tasmanian Museum and Art Gallery. Fue acá donde nos dimos cuenta que la tarjeta de la cámara no estaba registrando, así que oportunamente la cambiamos, y comenzamos a registrar nuevamente. Bueno, esta gran galería tiene todo lo que necesitas saber sobre Tasmania, absolutamente todo. Es un museo muy completo, dedicado 100% a contar la historia de estas tierras, con distintas secciones que van desde la geografía y la fauna del lugar, hasta la economía y la entretención. También hay unas grandes habitaciones que cuentan la historia de gente importantísima acá en Tasmania, y exponen además antiquísimos muebles de las casonas de antaño. Hay una sección dedicada por completo al ya extinto Tilacino, también conocido como Lobo Marsupial, Lobo de Tasmania, o Tigre de Tasmania, donde muestran su historia, sus características y cualidades, así como exponen también esqueletos y algunos ejemplares disecados.

DSC_1559
Museo y Galeria de Arte – Escultura aboriginal

En otra sección de este museo también se expone el arte aborigen, así como también toda la fauna que se puede encontrar en Tasmania, y cómo esta es diferente al resto de animales en Australia. Existe además una sección completamente dedicada a la guerra en las que estuvieron involucrada Australia, y cómo esto afectó Tasmania y su gente. En fin esta galería tomó mucho de nuestro tiempo, de hecho estuvimos acá hasta que se cerraron sus puertas, a las 4 de la tarde, así que se pueden imaginar cuánto pueden ver en esta hermosa y gratuita galería de arte y de historia donde sin duda aprenderás mucho y te encantarás más con Tasmania.

DSC_1581
Museo y Galeria de Arte – El majestuoso Albatros

De camino de vuelta a la casa, una pequeña parada a esta imponente catedral, una de las tantas iglesias que se ven acá en la ciudad. La Catedral de San David es sin lugar a dudas la que más me gustó de todas las que vimos. Desde afuera se podía escuchar el órgano tocando alguna pieza musical barroca, y al momento de entrar, te impacta toda esta resonancia al mismo tiempo que observas la increíble belleza con la que se construyó este imponente edificio. Yo personalmente, no podía parar de observar sus vitrales, sus altares, y los inmensos pilares que levantaban esta estructura, y debo decirles que ni las fotos ni el video le hacen justicia a lo majestuosa que es esta catedral. No sé si estaré exagerando, pero a mí en lo personal, me encantó este lugar lleno de mística, belleza y música. También tiene un pequeño museo adjunto, pero por ser ya casi las 5 de la tarde, no estaba abierto para el público, y simplemente nos perdimos esa parada. Ya nos fuimos de vuelta a la casa, luego de un tranquilo Sábado, pero lleno de aprendizaje y de nuevas aventuras que agregar al tintero.

Al llegar a casa, Vahid había comprado una hermosa cantidad de muebles con los que le dio vida a su hermosa nueva morada. Él estaba feliz, y nosotros contentos por él también, ya que su casa, que ya es hermosa por sí sola, se llenó de energía y más belleza aún, y no quedaba más que celebrar!  Decidimos ir al supermercado y preparar nuestra típica “once” chilena, así que un par de kilos de harina, levadura, y otro poquito de ingredientes por aquí y por allá, y nos fuimos a cocinar. La idea era tratar de hacer una típica comida de la hora del té, con pan amasado casero, y por supuesto un esponjoso queque con frutas para representar el sur un poquito. Vahid nos preparó té traído directamente desde Irán, en unas hermosas y tradicionales tazas iraníes, y comimos hasta reventar. Fue una tarde memorable, con mucha buena conversación, y por supuesto exquisita comida. La mejor forma de terminar este día Sábado, y pensar ya en mañana, que traía más descubrimiento.

DSC_1616
La mejor once con la mejor compañía!

Día 7 – No muy temprano, pero con suficiente tiempo partió este día, donde el principal objetivo era conocer el tan aclamado Museo de Arte Nuevo y Antiguo, el Museum of Old and New Art – MONA. Por qué digo que este museo es tan aclamado? Porque la verdad es que gente de todo el mundo viene a ver este museo, que es sin lugar a dudas el más diferente, extravagante y misterioso en el que me ha tocado apreciar distintas formas de arte.

Todo comienza cuando en la entrada te explican que verás contenido de adultos y que entres con discreción a ver el museo, y al mismo tiempo te entregan una especie de iPhone para que escuches y leas sobre las distintas exhibiciones que vas encontrando. Cada vez que te acercas a alguna esquina con exposiciones, el iPhone te muestra lo que está más cercano a ti, y te da las reseñas para que las leas, y en la gran mayoría de los casos, encuentras adjuntas algunas entrevistas con los artistas, donde explican el por qué y el cómo de sus piezas de arte. Bueno, el arte antiguo que se muestra, viene de casi todo el mundo, donde encontramos desde sarcófagos egipcios hasta pinturas muy antiguas. Pero es el arte nuevo el que es muy diferente, ya que la gran mayoría de veces es difícil de entender y apreciar. No deja de ser llamativo, y despierta tu curiosidad, o al mismo tiempo tu repudio por lo que ves. De hecho como algo así como un lema, este museo dice: Puedes amarlo, o puedes odiarlo. Es como si no hubiera nada entremedio, y es verdad, es una de esas cosas difíciles de explicar. El iPhone este, también te da la opción de amar u odiar las distintas piezas de arte – algo así como el “me gusta” de facebook –  y al final puedes ver un resumen de tu recorrido por el museo. Te llega un correo electrónico con todo el detalle, donde también puedes ver cuanta gente odió la misma pintura que tú, o a cuánta gente le encantó una escultura en particular. Es un museo bien interactivo, y pese a que es muy grande y estuvimos caminando unas casi dos horas y media, valió la pena totalmente.  No por nada es tan renombrado y tan visitado, uno de los puntos fuertes del turismo en Hobart, sin duda.

Al salir del MONA, luego de haber estado la mañana completa dentro de ese abrumador museo, salimos en búsqueda de almuerzo. Fuimos al muelle de Hobart, donde se puede comer fresco pescado a un muy buen precio. Decidimos ir al conocido Flippers, un local de pescado con papas fritas – Fish and Chips – donde en un santiamén comimos un delicioso pescado local con unas llenadoras papas fritas que también compartimos con las gaviotas que nos acompañaron en la merienda. Luego de caminar un poco más por la costanera, sintiendo esa helada brisa marina penetrar nuestras ropas, necesitábamos un café! Fuimos al jardín botánico, donde también hay un pequeño café junto a los pastizales, pero desafortunadamente estaba cerrado por ser Domingo y además eran casi las 5 de la tarde ya! Decidimos caminar por el jardín botánico, aunque honestamente ya hemos visto varios así que, pese a que es uno de los más antiguos de todo Australia por su puesto, y ya qu el clima no acompañó mucho, decidimos salir en búsqueda de ese bendito café!

Vahid tenía un dato curioso, ya que cuando necesita estudiar y concentrarse, visita nada menos que al Wrest Casino en la ciudad. Para sorpresa de nosotros, este lugar es bastante amigable, no es tan hostil como uno se imagina los casinos, o por lo menos como yo me lo imaginaba. Y por qué Vahid nos llevó al Casino? Porque acá en la sala de máquinas, las bebidas son todas gratis, así que aquí disfrutamos relajadamente de un rico mokachino, donde además me aventuré a jugar en las máquinas y jugué 5 dólares, y terminé con 6! En fin, el día ya llegaba a su fin, y simplemente volvimos a la casa a relajarnos y a pensar en el día siguiente que nos traía montañas, caminatas y mucha aventura por delante. Más abajo les dejo el video que resume lo que pasó durante este divertido fin de semana con nuestro queridísimo Vahid que se portó un siete.

Disfruten el video en este enlace acá, y de nuevo, no se pierdan las siguientes aventuras. Gracias por leer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s